Lecherías mexicanas reciben comitiva de productores brasileños

Las lecherías de referencia en México recibieron la visita de criadores de leche de Brasil en la semana. Las visitas fueron organizadas y acompañadas por el equipo de ABS. El tour fue organizado por los veterinarios brasileños Guilherme y Soraya, de GS Consultoria.
El objetivo del viaje fue actualizar clientes de los veterinarios actuantes en una importante cuenca lechera del país a conocer más sobre el manejo realizado en grandes propiedades mexicanas.
El tour pasó por las regiones de Torreon y Chihuahua. Además de granjas, los productores pudieron visitar el laboratorio de la IVB. En Torreon, fueron visitadas las propiedades Fresnedo (que alberga un rebaño de 3.500 vacas), El Porvenir (1.800 vacas), Chilchota (14.000 vacas), El Nuevo León (3.500 vacas) y Dulce María (1.800 vacas). En Chihuahua, la comitiva pasó por Zaragoza Hermanos (7.000 vacas) y Agropecuaria Las Cadenas (3.500 vacas).
El tour contó con la presencia del director de ABS México, Luis González, y de los gerentes Raul Andrade, del departamento técnico de ABS Brasil, y Hélio Rezende, del departamento de Servicios y Herramientas Técnicas. "El tour me pareció que cumplió las expectativas de los visitantes Brasileños y que realmente se les mostró una variedad de establos lecheros que tienen como común denominador la eficiencia en las operaciones ya trabajan con márgenes muy limitados. Para nosotros como equipo ABS Mexico, es un gusto recibir estas visitas porque nos permiten mostrar los adelantos en la industria Mexicana", destaca Luis González.
Para los criadores participantes, la oportunidad de conocer una realidad diferente de la brasileña representa importantes aprendizajes. Es lo que cuenta Maurilio Siqueira. "Las condiciones de temperatura y humedad son muy diferentes a las nuestras, aquí los animales sufren menos con estrés, y la alimentación es de excelente calidad, a pesar de presentar costos más altos".
Las haciendas visitadas demostraron la organización altamente eficiente que caracteriza a la ganadería mexicana, como observó el creador Marcílio Pereira. "Son granjas muy bien organizadas, saben lo que necesitan para aumentar la rentabilidad, y hacen inversiones para mejorar el confort, la sanidad, y el control de costos alimentarios. Hacen uso de genética diferenciada, con buenos toros y embriones".
Por último, para el productor Teodoro Teles Martins, las propiedades mexicanas sorprendieron por la eficiencia y soluciones encontradas para las limitaciones de aquel país. "Son granjas bien estructuradas, con una inversión creciente en genética y con bastante atención a los costos de producción. Dentro de las limitaciones, como la disponibilidad hídrica, tienen trabajando mucho el aspecto del confort ambiental y el manejo", concluye.